EL PEÑÓN DEL FRAILE

EL PEÑÓN DEL FRAILE

El Peñón del Fraile, en el Puerto de la Cruz; se considera uno de los rincones más emblemáticos de la ciudad porteña. Se trata de una gran roca volcánica cuyo origen recae en la erupción del volcán Taoro en el año 1430.

Su nombre viene dado por el padre penitente Juan Jesús, quien llegó a Icod de los Vinos en el siglo XVII y subía con frecuencia al peñón para realizar sus oraciones religiosas. Tanto es así, que durante muchos años, el fraile se entregaba allí para su meditación.

Años más tarde; en 1813 Luis Lavaggi, un genovés asentado en la isla; construyó en el Peñón una pequeña escalinata de piedra adornada con una cruz de bronce.

Sin embargo; el actual templete situado en este rincón del Puerto de la Cruz, se construyó en 1855, siendo esta la última reconstrucción del lugar. Se hizo una nueva cúpula con escalinatas.

Como curiosidad, durante años, el Peñón del fraile fue también un lugar donde se impartía justicia. Según algunas fuentes, aquí se produjeron las dos últimas ejecuciones a garrote vil de toda España.

Actualmente; el Peñón del Fraile es visitado por vecinos y turistas que se acercan a este rincón para tener una de las mejores vistas de la ciudad turística del norte de Tenerife. Desde allí, se puede ver el Castillo de San Felipe y Playa  Jardín, otras dos joyas del Puerto de la Cruz.

Recuerda que… Poner en valor el destino y convertirlo en un destino de referencia, supone poner en valor su patrimonio, su cultura, su idiosincracia y sus tradiciones. Y por supuesto, supone cuidar de todo esto. Esta, es la verdadera esencia de nuestro proyecto Puerto de la Cruz Más.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *