El Puerto de la Cruz, un municipio que enamora al turismo de la isla

El Puerto de la Cruz, un municipio que enamora al turismo de la isla

Jorge y Lara, una pareja proveniente de Zaragoza, llegaron a Tenerife para hacer turismo en la isla durante una semana el pasado mes de Diciembre. En la ruta planificada de la pareja había lugares emblemáticos como el majestuoso Teide, la capital tinerfeña Santa Cruz de Tenerife, La Laguna o incluso algún sendero por Anaga.

La pareja nos comenta que, sinceramente, el Puerto de la Cruz no estaba en sus planes. Habían organizado los días de manera que ya no tenían tiempo libre y algunos municipios, como es lógico, quedaban fuera. Sin embargo, cuando bajaron del Teide por la Orotava, como tenían tiempo, decidieron acercarse a la zona costera. Y ahí, tal y como afirman ellos mismos, comenzó un nuevo viaje.

El Puerto de la Cruz. Un turismo que impresiona

Cuando Jorge y Lara aparcaron el coche en el amplio aparcamiento del muelle, no pensaron que iban a conocer tanto en un mismo lugar. Como tenían tiempo suficiente, comenzaron a perderse por las calles de la ciudad.

La Plaza del Charco, el Paseo de las Palmeras, Playa Jardín o el Lago Martiánez -aunque este solo lo pudimos disfrutar por fuera- fueron lugares que realmente nos impresionaron. No sabíamos que había tantas joyas en un mismo lugar.” confiesa Lara.

Estamos en diciembre, venimos del Teide donde, sinceramente, las temperaturas eran bajas, y en el Puerto de la Cruz hemos incluso podido darnos un baño en Playa Jardín. Estamos encantados“, añade su pareja Jorge.

La pareja nos cuenta lo sorprendidos que se quedaron con sus museos, lo mucho que aprendieron de la isla y su cultura en sus calles, y lo mucho que les quedó por visitar que por falta de tiempo no pudieron. “La atención de la gente nos maravilló, nos sentimos como en casa, fue algo realmente impresionante”, afirma Jorge.

Ahora ya están facturando el equipaje, pero la pareja nos confiesa que volverán pronto y que ya saben dónde van a hospedarse: El Puerto de la Cruz.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *