4 rincones con encanto del Puerto de la Cruz

4 rincones con encanto del Puerto de la Cruz

Si bien es cierto que Tenerife es una isla con encanto propio, también es verdad que dentro de ella encontramos algunos pueblos y ciudades verdaderamente mágicas. Si recorremos el norte, el Puerto de la Cruz destaca por su historia, por sus rincones con encanto y por la carga cultural de la propia ciudad.

En esta ciudad hemos sabido combinar el turismo -que no deja de ser la principal fuente de ingresos de nuestra economía- con nuestra propia cultura, y eso se respira en sus calles adoquinadas, en sus playas e incluso en sus terrazas.

Nos basta con andar por el Puerto de la Cruz para fijarnos en la arquitectura, la cual conserva aún muchos de los canones tradicionales canarios. Pero no solo eso, desde hace mucho tiempo, la ciudad se convirtió en un lugar de encuentro entre artistas, y por suerte seguimos conservando esa esencia.

Rincones con encanto del Puerto de la Cruz que no debes perderte

Hoy hemos hecho una pequeña selección de cuatro rincones con encanto de la ciudad que representa la esencia de la misma. Lugares culturales, de ocio o de culto. Todos tienen un denominador común, ¿sabrías decir cuál es?

Playa Jardín. No podíamos empezar esta lista de otra manera, y es que esta playa de arena negra es uno de los lugares más emblemáticos del Puerto de la Cruz. Está rodeada de extensas zonas ajardinadas, paseos, bares y restaurantes.

Jardín de Orquídeas de Sitio Litre. Si bien es cierto que el Jardín Botánico es, sencillamente, espectacular. Este jardín privado abierto al público tiene cierto encanto que no pasa desapercibido. Se trata del jardín más antiguo de la ciudad y contiene la mayor colección de orquídeas de la isla.

Plaza del Charco. Siempre ha sido un punto de encuentro dentro de la ciudad. Entre las décadas de los 50 y 70 más visitada por la clase alta de la sociedad, y hoy en día un rincón para todos los vecinos y visitantes.

Castillo de San Felipe. Este castillo se terminó de construir en 1604 y fue uno de los fuertes encargados de la defensa de la ciudad. Sigue teniendo un encanto histórico a día de hoy.

Como hemos dicho anteriormente, estos rincones con encanto tienen un factor común, y sin duda es el empeño que ponemos cada día por conservarlos en buenas condiciones, respetando el medio, limpiando las calles, regando los jardines, cuidando las calles, las fachadas… Que sigan siendo rincones con encanto depende de ti. ¿Nos ayudas?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *